Nuestra tercera y última entrega inicia en la década de los 90’s, tiempos de avances drásticos y beneficiosos para la franquicia, iniciando con la salida de Chris Claremont y la llegada del gran Jim Lee, en aquel entonces un entusiasta joven de ascendencia coreana, dueño de un trazo versátil, sobrio y cargado de expresión que provocó cambios radicales en la industria y aunque compartió los primeros tres números con Claremont su compañero de fórmula sería John Byrne. En esta década la serie contará con el nacimiento de su segundo volumen, titulado simplemente X-Men, cuya primera edición obtendría un Record Guiness como el cómic mas vendido de la historia (8 millones de copias); mientras el primer volumen, The Uncanny X-Men continuaba circulando satisfactoriamente. Para que esto sea posible la escuela tuvo que fraccionarse en dos quipos: "azul y dorado". El equipo azul estaba conformado por Beast, Psylocke, Rogue, Gambit, Wolverine liderados por Cyclops; mientras que en el dorado militaba: Colosus, Archangel, Bishop, Iceman Jean Gray liderados por Storm. A pesar del éxito rotundo Lee y otra camada de prominentes artistas abandonarían Marvel para fundar Image Comics.

Portada X-Men #1 ilustrada por Jim Lee

Así, con la circulación de dos volúmenes sólidos y una cantidad creciente de libros, mini-series y spin offs, la franquicia estaba lista para continuar superando expectativas y explorar nuevos horizontes. Ésta década se caracterizó por sus ilustraciones extremas, sobrecargadas de dinamismo e impacto, hasta la viñeta mas irrelevante tenia aspecto radical, fascinantes historias se desenvolvían sobre sus páginas, para este entonces toda aventura de nuestros mutantes favoritos era un evento Marvel, por lo cual, su gran mayoría eran crossovers

Artes de Jim Lee

The Muir Island Saga, The X-Cutioner’s Song, The Phalax Covenant, pero cabe hacer especial énfasis en los siguientes dos títulos: Fatal Atractions, en el que Magneto roba una nave que Cable trajo del futuro llamada Avalon, haciendo de este su nuevo cuartel en la galaxia para absorber toda la energía magnética de la tierra, el Professor X envía sus X-Men a detenerlo, pero ellos no esperan encontrarse con un Magneto totalmente desquiciado y sadista, quien en un arranque de ira, extrae todo el adamantium del esqueleto de Wolverine, dejándolo moribundo en condición de una bestia primitiva y atolondrada, pasarían muchos números hasta que Wolvie regrese a la normalidad. Viendo la agonía de su alumno mas importante el Professor X pierde el control y le practica una lobotomía a su viejo amigo. 

Magneto extrae el adamantium de Wolverine

Professor X vence a Magneto

The Age of Apocalypse, se desarrolla en un futuro donde Apocalypse regresa al pasado para asesinar al Professor X antes de haber fundado su escuela, para convertirse en el amo absoluto de la Tierra, tan solo una pequeña parte de Europa pone resistencia, esta vez es Magneto quien está al frente de los X-Men, quienes fueron llamados así en honor a su entrañable amigo quien le ayudó a escapar de Israel antes de su muerte. Éste cómic muestra la importancia que tiene el Professor X para el balance fraternal entre humanos y mutantes.

Portada de The Dawn of Apocalypse

Mientras esto sucedía en el mundo de las cuatro tintas, los homo-superiores exploraban nuevos medios. El 31 de octubre de 1992 por Fox Kids Network se estrenaba: X-Men: The Animated Series, con su segundo piloto: The Night of the Centinels. Escoger los mutantes que protagonizarían la serie no era cosa fácil, ya que esta gozaba de una variedad exquisita de personajes, pero tras un sabio discernimiento finalmente conformaron el equipo con Cyclops, Wolverine, Rogue, Storm, Beast, Gambit, Jubelee, Jean Gray y el Professor X; el resto de mutantes aparecerían eventualmente como invitados, conjuntamente con colegas de piso como Spider-Man, Captain America y The Fantastic Four. La serie no tardaría en ganar popularidad siendo la responsable de la fama mundial de los X-Men. Altamente aclamada, cargada de una diversidad de extraordinarias aventuras, muchas de ellas adaptaciones de la pluma de Chris Claremont; desde épicas batallas, situaciones hilarantes y hasta dramas shakesperianos son sólo algunas de las grandes emociones que esta serie nos ofreció.  Sin duda se proclamó como una de las series animadas claves de los 90's.

Intro de la serie animada, audio latino

Con el éxito arrasador de los cómics y la animación, el público estaba listo para su salto a la gran pantalla. En el año 2000, en un movimiento estratégico y arriesgado (pues hasta el mismo James Cameron había mostrado interés en dirigirla) Marvel contrata al joven entusiasta Bryan Singer para que sea el encargado de dirigir la película. Con un elenco sofisticado de actores de la talla de Patrick Steward (Professor X), Ian McKellen (Magneto), o Halle Berry (Storm). Un dato curioso es que entre los guionistas contaron con David Hayter, más conocido por dar vida a Solid Snake de la popular saga de videojuegos Metal Gear Solid. La crudeza y realidad de la película hicieron a su director, merecedor de criticas favorables y dió pie para una nueva serie animada; X-Men: Evolution y dos secuelas más: X-Men United, igualmente aclamada ya que estaba basada en la novela gráfica God loves, Men Kills y The Last Stand para la cual Singer abandonó la trilogía y pasó a dirigir Superman Returns. Siendo remplazado por Brett Ratner.

Cartel de la primera película

X-Men Evolution, serie animada

Mientras tanto en el mundo del noveno arte, la llegada del ocultista Grant Morrison en 2001 marcaría todo un evento con The New X-Men: E is for Extintion, donde en un movimiento descabellado, transgresor e insospechado (características insignes de Morrison), Cassandra Nova, la hermana gemela mental del Professor X escapa del plano astral para provocar un holocausto de siete millones de mutantes con la destrucción de Genosha.


Portada de The New X-Men: E is for Extinction

Posteriormente vendrían series de gran interés como Astonishing X-Men, que junto con Uncanny X-Men y X-Men reúnen a todos los mutantes distribuidos en diversas revistas. Entre otros títulos sobresalientes estan: X-Treme X-Men, Messiah Complex, Messiah War, House of M, Utopia, Necrosha, sin dejar de lado su participación del mega evento Marvel: Civil War y finalmente en 2008 la llegada de una magnifica nueva serie animada Wolverine and the X-Men, que a pesar de prometer mucho y gozar de gran acogida, fue cancelada tras una temporada por problemas financieros.


 House of M y Astonishing X-Men respectivamente

Ya en esta década, los mutantes arrancan con la cuarta película de la saga, la precuela: First Class, la que para muchos es la mejor hasta ahora. En ésta destacan los orígenes de Magneto y Xavier, la fundación de la primera escuela y la aparición del Hellfireclub en la pantalla grande. 

Fotograma de Magneto en X-Men First Class

Mientras tanto en las páginas se avecinaba el tercer regreso de Phoenix, pero las cosas eran muy distintas esta vez; la raza mutante bordea la extinción y la llegada del ente cósmico es la ultima esperanza para la conservación del Gen X, contrariamente su llegada a la Tierra representa una gran amenaza y cuando ésta peligra, los Avengers estarán ahí para defenderla. El evento Marvel del 2012 fue Avengers Vs. X-Men. Después de este evento el Unvierso Marvel quedaría profundamente afectado, en Schism, el grupo vuelve a fraccionarse tras una serie de incompatibilidades graves. Cyclops funda la Escuela Jean Gray para Jóvenes Superdotados, mientras que Wolverine toma el mando de la escuela clásica. En la actualidad todo el universo Marvel está dando un giro severo y arriesgado con la era Marvel Now, a la cual le dedicaremos más tiempo en el futuro.

Avengers vs X-Men

La primera vez que sintonicé la seria animada de los X-Men se convirtieron en mis favoritos, desde entonces los he seguido con expectante fascinación y convicta devoción, no sólo por ser una fuente inagotable de fantasía, inspiración y enseñanza, sino también por la fuerte inyección altruista de la que claramente adolecemos. Existen "mutantes" en la vida real, son todas aquellas minorías marginadas y olvidadas que preferimos ignorar antes que identificarnos con ellas. Los X-Men nos enseñan de forma ingeniosa y plausible que si no aprendemos a aceptar respetuosamente nuestras diferencias jamás evolucionaremos. Este cómic es un colosal incentivo humanista que nos invita a auto evaluarnos antes de señalar a otros. Es motivo de alegría y celebración que estos mutantes nos hayan deleitado por cincuenta largos años y con ilusión desenfrenada, esperamos y les deseamos cientos de años más. ¡Feliz Aniversario queridísimos X-Men!... 

Y jamás lo olviden: ¡MUTANT AND PROUD!.



Si te perdiste alguna entrega de este homenaje, puedes volver a verlo pinchando aquí.

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada