Sin temor a equivocarme puedo asegurar que más de uno, cuando niño, jugaba con algún palo y gritaba la frase: “¡Por el poder de Greyskull! ¡Ya tengo el poder!”. si bien es cierto ya ha pasado mucho desde aquellos años pero He-Man y los Amos del Universo han permanecido en nuestra memoria tan vívidos como la primera vez que los sintonizamos en nuestros televisores de perilla ochentenos.

Portada del dvd promocional

En 1976 Ray Wagner presidente de la reconocida firma de juguetes Mattel, declinó la oferta de Goerge Lucas para producir las figuras de acción de Star Wars por el elevado costo de licencia. Para contrarrestar el éxito abrumador de Lucas, Mattel lanzó varias líneas sin éxito alguno. La carrera por superar las ventas de Star Wars continuaba y en 1981, Roger Sweet, diseñador de la compañía vio su oportunidad presentando tres posibles opciones: un soldado, un bárbaro y un astronauta; escogieron al bárbaro, sin la más remota idea de lo que esto significaba.

Spot publicitario de Mattel para Masters of the Universe

Inspirado en cómics tan emblemáticos de la época como Heavy Metal y Conan The Barbarian (esto incluso se llevó hasta los tribunales). Mattel lanza la serie de figuras de acción bajo el nombre de "Los Amos del Universo, He-Man y la Espada de Poder". Conformada por los guerreros heroicos y los diabólicos, aquí aparecen por primera vez: He-Man, Teela, Stratos, Man at Arms, Skeletor, Beast Man, Zodac y Mer-Man, todos ellos acompañados de su respectivo "mini-cómic", escrito por Doland F. Glut e ilustrado por Alfredo Alcalá, cuyo trabajo artístico destacaría notablemente y expandiría el universo de la franquicia. 


Portada del mini-cómic ilustrada por Alfredo Alcalá

Quienes están familiarizados con el He-Man de las caricaturas, deben saber que los mini-cómics difieren considerablemente de éstas. Jamás tuvo el alter-ego del Príncipe Adam, siempre fue un bárbaro de una tribu de Ethernia. La espada estaba dividida en dos fragmentos que cuando se unían creaban la "Gran Espada de Poder" y llave del Castillo Greyskull, hogar de Sorceress (The Goddess en el mini-cómic), mentora de He-Man y sacerdotisa de Ethernia; uno de los fragmentos lo tenia el malvado Skeletor y el otro estaba extraviado con He-Man en su búsqueda; mientras, el bárbaro peleaba con un hacha. Otra de las grandes diferencias es que Skeletor, no siempre fue una criatura vil y despiadada, de hecho antes de serlo, era el Principe Keldor, hermano mayor del Rey Randor, padre de He-Man, y aunque en las caricaturas destacaba por sus bochornosas huidas al final de cada episodio, en los mini-cómics era un guerrero feroz y temerario al que costaba mucho derrotar.

Portada ilustrada por Alfredo Alcalá

Página interior del mini-cómic

Con tan sólo una línea de juguetes el éxito fue rotundo pero Mattel iba por más y en 1983, Louis Scheimer, fundador y productor de Filmation, una de los estudios de animación más importantes de la época, presenta su proyecto para animar la serie obteniendo aprobación inmediata, siendo ésta la primera serie de dibujos animados basada en una línea de juguetes, fórmula que a futuro adoptarían franquicias como Thundercats, G.I. Joe y Transformers. Scheimer estaba decidido a transformar la historia de la animación. Ahora con su tercera línea de juguetes junto a los mini-cómics, la serie animada transmitida en 100 canales de los Estados Unidos y en 30 países, He-Man se había convertido en todo un fenómeno cultural contemporáneo. En latinoamérica la serie contó con un doblaje excepcional, además que destaca la adaptación musical del opening.

Opening latino de la serie animada

Mientras la serie animada y la de juguetes llevaban una producción continua y exitosa, los mini-cómics dieron un salto precipitado a las grandes ligas. DC Comics fue el encargado de continuar la publicación. Los Amos del Universo fueron introducidos en DC Comics Presents #47, donde Superman es transportado a Ethernia y hace equipo con He-Man. La inclusión de personajes más amigables enfocados hacia las pequeñas audiencias repercutieron también en los cómics. Entre ellos: Orko, Ram Man, Evil-Lyn, Cringer, quien con el Poder de Greyskull se transforma en el poderoso BattleCat. El paso por DC potenció el universo de He-Man y aunque éste fue breve, no terminarían el contrato sin antes protagonizar una segunda aventura junto a Superman


 Publicaciones de Masters of the Universe en DC Cómics

Su próximo destino seria Marvel, que para las ediciones de Los Amos de Universo se llamarían Marvel Star y a pesar de haber durado sólo 13 tomos, hicieron importantes inclusiones como la de Hordak, un despiadado dictador de Ethernia. Los dos tomos finales serían los más importantes de la etapa Marvel. En “Life-Time” la Espada de Poder viaja accidentalmente al futuro y Adam va en su búsqueda, encontrándose con sigo mismo en su vejez, donde fue incapaz de derrotar a Skeletor por la conquista de su mundo. En éste futuro fatídico se parafrasea constantemente la obra de George Orwel; 1984.

Portada de Masters of the Universe en Marvel

 Página interior del cómic

Para 1985 la prominencia de la franquicia le permitió costear un spin off y su salto a la gran pantalla. She-Ra: La Princesa del Poder fue el spin off enfocado a conquistar a la audiencia femenina. En el film animado: He-Man the Secret of the Sword, el hombre más poderoso del universo va a rescatar a su hermana del cautiverio, siendo ésta su primera aparición y la deja con los Rebeldes, a quienes pronto lideraría. La Princesa Adora, hermana gemela de He-Man quien de niña fue secuestrada por Hordak. Vale recalcar que en éste film se conoce el origen de Skeletor. Naturalmente She-Ra también recibiría su línea de juguetes y mini-cómics con gran acogida. Pero no gozaría de la misma popularidad que su antecesor, obligando a cancelarla después de un año, con dos temporadas.

 Portada de la película animada y el cómic de She-Ra respectivamente

Por otra parte en 1987 se realiza la película en live-action protagonizada por Dolph Lungdren. La mala adaptación y un guión bastante pobre (y ridículo) harían que la película pase desapercibida por su mediocridad. Éste fue un golpe letal para la franquicia, ni siquiera tuvo éxito en su retransmisión por televisión.  En cierto modo, puedo especular que se debe al casting, la inclusión forzada de ciertos personajes y la exclusión de otros... sin mencionar que ver a He-Man con una metralleta en una mano y una espada en la otra sólo nos produjo la sensación de ver a Lungdren haciendo un cosplay.

Cartel del live-action

Un nuevo intento para traer la serie de regreso se suscitaría en 1990 con The New Adventures of He-Man, pero no ganó popularidad. En el 2002, Cartoon Network sería la empresa encargada de reintentarlo, pero el tiempo de He-Man había pasado y la cancelación inmediata fue inevitable. Con motivo de los 30 años de su creación en 2011, Mattel sacaría una nueva línea de figuras clásicas la cual tuvo una acogida satisfactoria por la fascinante calidad del producto, apelando a la nostalgia de sus seguidores y coleccionistas, además de realizar encargos a conocidos ilustradores para traer de vuelta la atmósfera de la época.


Línea clásica reeditada por Mattel

Mer-Man ilustrado por Dave Rapoza

Trapjaw ilustrado por Dave Rapoza

Esta vez los mini-cómics estarían a cargo de Image Comics y Dark Horse Comics, quienes ratificaron su credibilidad. Finalmente en el 2012, He-Man volvería a DC, con historias nuevas e ilustraciones admirables, ésta vez con una publicación semanal de cómics virtuales y una miniserie de seis tomos escrita por Geoff Johns e ilustrada por Howard Porter y John Livesay. Y en 2013 una nueva miniserie de seis tomos llamada DC vs. Masters of the Universe.


Masters of the Universe en Image Comics

La partida de Louis Schiemer este 19 de octubre definitivamente marca el fin de una era en la historia de la animación y con él, se va una parte del universo del bárbaro defensor de Ethernia. No hay que ser un gran conocedor para notar que el tiempo de éste blondo guerrero ha pasado a ser un mero recuerdo que visto desde el prisma contemporáneo resulta inclusive ridículo.  La generación criada por la televisión parece sólo recordar el opening de la serie y la estética del Príncipe Adam, que hoy en día se convierte en carne de cañón y foco de burlas a través de todo el internet. 



Sin embargo existe la otra cara de la moneda, que celebra y homenajea a éstos personajes que nos acompañaron durante años y nos acercaron esa parte de la literatura fantástica a nuestras vidas.  Un muñeco de acción, una camiseta, una espada de plástico, una piñata, un cómic o la misma serie animada hacían nuestro deleite a la hora de jugar con nuestros amigos.  Han pasado ya 30 años desde que este aporte llegó a nosotros y sin embargo sigue estando presente.



1 comments:

Publicar un comentario