En esta ocasión tuvimos el agrado de conversar con Ernst, un cordial y disciplinado artista al que ya tuvimos oportunidad de conocer cuando presentó tu exposición FOB!A.  Ahora, nos deja conocer algo más sobre sus procesos, métodos de trabajo e influencias. 

Cuéntanos sobre tí.

Me dicen Ernst, soy artista visual y diseñador gráfico.



Tu interés por la ilustración, de dónde nace?
Estoy en un momento en que realmente siento que el dibujo es algo primordial en mi vida, todos desde chiquitos nos la pasábamos viendo dibujos animados y jugando atari, ambas cosas siempre me inquietaron no solo como esa distracción infantil sino como un “algo más” que de a poco fui queriendo hacer y no solamente apreciar. De pronto entendí al dibujo manual y a los vectores como lenguajes mientras curioseaba. Uno se forma un ambiente más grande a partir de la fortaleza de su lenguaje y estoy en esas, creo que terminé entendiéndome con los vectores.



Háblanos de tu estilo, no sólo gráfico.
No pienso realmente en un estilo definido, esa idea me preocupa un poco pues no me quiero imaginar que llegue el día en que haga algo que se parece demasiado a lo que ya hice en un comienzo, tampoco creo que pueda evitarlo pues en cierto sentido soy consciente de que mis inquietudes siempre se inclinarán hacia algo, me alivia pensar que intento lograrlo naturalmente.



Me siento mas cómodo hablando de un método de trabajo que nació de una molestia que tenía, desde que aprendí a usar illustrator me quedó una fijación por esa gráfica tan particular que se conseguía con él, uno va investigando, viendo referentes y muchos te guían por la idea de “cómo conseguir el efecto acuarela en ilustrador”, cuando más bien me gustaba pensar a la compu como una herramienta y un medio que ofrecen algo muy diferente de las otras técnicas, así que en mi trabajo intento evidenciar el uso de la geometría y cromática que te recuerde a un computador. Me gusta tratar de empezar mis piezas en la compu desde cero, las fabrico desde un pequeño círculo hasta que crezcan según como me van “hablando”.

Incluso en un comienzo era tan rígido que me resistía a que m
i trabajo salga del monitor, me gusta defender la idea de lo virtual como un paralelo a las nociones de mente, sueños y miedos; cosas tan inmateriales pero tan presentes como una imagen a través del monitor.



Cómo es tu proceso creativo y de trabajo?
En un comienzo era un régimen bien estricto:
Nada de bocetos.
Uso del mouse.
Uso de herramientas que no simulen al dibujo tradicional.
Empezar con un elemento sencillo que sugiera a la siguiente forma que lo acompañe.
Los resultados solo se podían manifestar a través de un monitor y distribuidos por internet.
La temática era muy personal y siempre se inclinaba a la mente, la mas fuerte fue la serie FOB!A.


Fue muy bacán trabajar así, no me lo propuse sino que más bien se fue presentando de esa manera y ahora puedo decir que era realmente un método. Ahora que tengo trabajos comerciales me he "fresqueado", pero sigo usando finalmente los vectores.




Dentro de tus preferencias en colores cuéntanos un poco tu juego de contrastes y tu paleta?
Los colores fuertes fueron una de esas reglas que me fui poniendo para poder fortalecer ese lenguaje de “brillo de monitor”, tenía otras piezas más arriesgadas donde usaba (en RGB) el azul y verde a tope, era genial porque literalmente brillaban en el monitor. Me cuesta salirme un poco de esa cromática tan acentuada a pesar de que lo irónico es que soy bien opaco cuando me visto. Cuando tengo que hacer cosas en CMYK hasta me frustro.



Cuáles identificas como tus influencias?
Hay tantos… pero al que le tengo mucho cariño es a Archimboldo, cuando era muy niño tenía esta colección de libros Salvat – El mundo de los Niños y el tomo de arte era el mas viejito. Siempre me quedaba atónito viendo el Vertumnus de Archimboldo en página completa. Fue una revelación.



Hemos visto nuevas esculturas tuyas, cuéntanos sobre ellas.
¡Debo aclarar!, Son unos personajes que desarrollé para la institución donde estoy trabajando ahora, mandamos a hacer las esculturas, ¡pero el diseño lo hice yo!.  Lo bacán de los piedaleandos es que pude sacar de sus formas y diseño algo que lo sentí mucho más libre y optimista que el resto de mi trabajo. Y el perrito es el retrato de mi mascota.



Qué piensas de la ilustración ecuatoriana?
Es una locura, hay cosas muy diferentes, hay propuesta, creo que se empieza a sentir identidad a través de la gráfica y su creciente difusión y creo que se lo debemos en parte a la accesibilidad del internet.



Algún consejo para los nuevos ilustradores?
Sería como un novato hablándoles a los nuevos… Ya se, traten siempre de sentirse como “nuevos”, a mi me da miedo llegar a sentir que conseguí la fórmula perfecta.



Cuándo sabremos más de tí?
La pregunta me da ánimos de iniciar con un nuevo proyecto personal, lo he venido pensando.  Por ahora estoy contento porque aplico a tiempo completo la ilustración en el trabajo, quiero iniciar algo y tal vez volver a tomar un lápiz pero aun me crea cierto conflicto lo nuevo.Mil gracias por tu tiempo Ernst, no te pierdas!.
Si quieres saber un poco más sobre Ernst, mira el video reportaje sobre su exposición FOB!A.












0 comments:

Publicar un comentario en la entrada