Continuando con la entrega de nuestro homenaje al 50 aniversario de los X-Men, hacemos un repaso por la historia de su renacimiento en las décadas de los 70's y 80's.  Este grupo de "jóvenes dotados" apenas empiezan a entender con profundidad su condición y su poder, evolucionan y cambian en medio de un clima político desfavorable.  Es una lucha de marginados con poder para cambiar su destino.  Es en estos años cuando el título despliega su profundidad narrativa y se nos muestra el potencial gráfico del mundo Marvel, que posteriormente sería llamada "La Casa Mutante".

Portada Enter The Phoenix

No sería sino hasta el año de 1975, en Giant Size X-Men #1 y bajo el título de All New, All Diferent” que nuestros héroes homo-superiores hacen su regreso y esta vez es definitivo.  Está edición no sólo marca la llegada de los nuevos X-Men sino que también el inicio prolífico del vasto universo mutante que conocemos ahora.  Los nuevos miembros no son únicamente un grupo de adolescentes confundidos, sino un grupo multiétnico con diversas nacionalidades, creencias y principios, lo que pone mucho más interés al desarrollo de la historia por tener puntos de vista más amplios. 

Portada Giant Size X-Men #1


Desde Japón llega Sunfire (Shyro Yoshida), un temperamental mutante capaz de volar y crear explosiones de plasma; de Estados Unidos Thunderbird (John Proudstar), un nativo Apache con la fuerza, velocidad e instinto muy superiores a los de cualquier depredador; de Irlanda, Banshee (Sean Cassidy), capaz de emitir alaridos sónicos que le permiten lanzar descargas y volar; de Rusia, Colossus (Piotr Rasputin), un sereno obrero que posee la facultad de transformar su cuerpo en acero orgánico lo que le hace prácticamente indestructible; de Alemania, Nightcrawler (Kurt Wagner), un devoto católico quien contrario a su apariencia demoníaca es bastante firme en sus convicciones; posee la habilidad de teletransportarse a cualquier lugar que haya conocido con antelación.


Magneto tiene cautivos a los X-Men

Africa está presente desde Kenia con Storm (Ororo Munroe), una líder innata de voluntad inquebrantable que está psíquicamente conectada con los elementos del clima y a su vez puede dominarlos, una de las mutantes más poderosas y sabias de la serie... y finalmente desde Canadá, quien se convertiría en el emblema de la serie: Wolverine (James “Logan” Howlett), un temerario agente gubernamental privilegiado con un acelerado proceso de regeneración celular que le permite sanar inmediatamente, virtud que más adelante lo condena a la inyección de adamantium (metal indestructible propio del universo Marvel) en su estructura ósea.  En su primera aventura como los “nuevos y diferentes” X-Men deben enfrentar a una siniestra isla viviente llamada Krakoa, donde sus antecesores se encuentran cautivos. 


               Portada censurada                                    Wolverine luchando con el Samurai de Plata

Inicialmente Giant Size X-Men fue planificado como entrega trimestral, pero debido a la respuesta favorable de los lectores empezaron a publicarlo bimensual, la serie original con nuevas historias.  Aquí llega Chris Claremont, quien se convertiría en el escritor de mayor trayectoria de la serie, dedicándole alrededor de 15 años (obviando los que vendrán con su actual regreso) y con él, las historias más célebres y épicas.  


                   Chris Claremont                                                        El nacimiento de Fénix    

Su ingenio y perspicacia se iban revelando con tempranas situaciones como la muerte de Thunderbird o la salida voluntaria de Sunfire del equipo, pero su consolidación vino con la Saga del Fénix (The Uncanny X-Men Vol.1 #101-108) en donde una entidad cósmica reguladora conocida como el Fénix posee el cuerpo de Jean Grey transportando a los X-Men a su primera aventura intergaláctica, lo que se convertiría en un recurso habitual, introduciendo a los Shi’ar, una raza galáctica de alienígenas liderados por la Emperatriz Lilandra, quien eventualmente se convertirá en uno de los personajes de mayor relevancia, sobretodo para el Profesor X


         Portada Fénix Oscuro                                              Portada de la Saga del Fénix

X-Men enfrentados a los Starjammers

En la segunda mitad de los 70`s el universo mutante se enriqueció con la llegada de diversos escuadrones y personajes como: Alpha Flight, el equipo secreto del gobierno canadiense donde se inició Wolverine, los Starjammers otro escuadrón galáctico protectores de Cristal M’KraanProteusMystique, entre otros.

Portada Alpha Flight Attacks!                                           Portada Starjammers     

               Wolverine vs Mystique                                     Mystique en el asesinato del Senador Kelly      

Los X-Men arrancan los 80’s de la mejor manera, con historias contundentes que les permitieron consolidarse como el cómic más vendido de los Estados Unidos, llegando a convertirse en una poderosa franquicia.  Iniciando con la Saga del Fénix Oscuro (The Uncanny X-Men Vol.1 #129-137), en la que el mutante ilusionista Mastermind, controla la mente de Jean Gray incitando al Fénix a despertar para manipularlo.  


Cyclops se reencuentra con Jean (Fénix)

Ésta también marcaría la introducción del Hellfire Club, un grupo de poderosos mutantes aristócratas con nefastas pretensiones conspiratorias, entre ellos: Sebastian ShawHarry Leland, Donald Pierce y Emma Frost, que en el futuro se volverá una X-Men.  Otra valiosa inclusión fue la de Shadowcat (Kitty Pride), una jóven mutante judía capaz de atravesar objetos sólidos que será la protagonista del siguiente gran evento. 


Jean Gray como Black Queen junto a Hellfire Club


Jean Gray influída por el control mental de Mastermind

Wolverine enfrentándose a los matones del Hellfire Club

X-Men: Days of the Future Past (The Uncanny X-Men Vol.1 141-142) es la obra suprema de Chris Claremont y una de las más aclamadas de la historia del cómic, que influyó célebres obras de ciencia ficción como Terminator.  


Portada Days of Future Past

Una avejentada Kitty Pride regresa de un futuro post-apocalíptico con el objetivo de prevenir la muerte del Senador Kelly cuyo asesinato fue el inicio de la extinción mutante a manos de los Sentinels y su creador Mastermold, un autómata despiadado que adquiere auto conciencia.  

Kitty Pride alertando a los X-Men del posible apocalipsis mutante

Seguido llega la novela gráfica God Loves, Men Kills, una severa observación al fanatismo y la intolerancia humanas, que a la poste se convertiría en el guión de la segunda película.  Para la mitad de esta década, X-Men es el mayor capital de Marvel, las ventas de los cómics se disparan hasta posesionarse como el cómic mejor vendido de los Estados Unidos, lo que desembocó en una explosión de mini-series y sub-secuelas interconectadas, estrategia que rivales y colegas de la talla de SupermanBatman y Spiderman no tardarían en emular.  

Portada God Loves, Man Kills


A estas series se las denominaron los X-Books y entre ellas están: Alpha Flight, The New MutantsThe X-FactorExcalibur y finalmente tras un éxito abrumador, colmado de galardones y reconocimientos, Wolverine recibió su propio título, ilustrado nada mas y nada menos por el legendario Frank Miller

Portada Child of Light and Darkness!                                           X-Men vs X-Men          


     Portada The New X-Men Against Magneto                                   Portada Wolverine #1             

La proliferación de la serie fue incontenible en la segunda mitad de la década, con cambios inesperados como la partida del Profesor X al espacio con Lilandra y los Shi’ar, la toma del mando de los X-men por Magneto y su origen como víctima del Holocausto Nazi; crossovers como Mutant Massacre y Fall of the Mutants, nuevos héroes como: Gambit, Psylocke, Rougue y villanos como: Mr. Sinister, Sabrethoot, Apocalypse y finalmente su primer intento de explorar nuevos medios con el piloto animado: Pride of the X-Men. Los 80’s terminan con la lamentable salida de Claremont, pero con la intriga de lo que los nuevos artistas y escritores puedan aportar a la serie.

Kitty Pride insultando al Profesor X.

De alguna manera, el universo que abre X-Men es responsable de muchas de las historias que hoy en día podemos encontrar en la literatura y el cine popular estadounidense, quienes nacimos y crecimos en estas décadas nos vemos altamente identificados con este grupo de superhéroes y antihéroes porque a fin de cuentas, como vimos en la primera parte de este artículo, tienen su humanidad a flor de piel.  Y es eso por lo que luchan, por mantenerla viva.  El planteamiento de teorías de universos múltiples y paralelos, viajes en el tiempo, política, amor, amistad, derechos humanos, tecnología, control mental y demás, ofreció para nuestra generación una fuente de conocimiento con el formato de cómic a la que no podíamos tener acceso de otra forma, llevados siempre de la mano de los mejores artistas del género.

No te pierdas la última entrega de este homenaje la próxima semana en IEC

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada